lunes, 21 de julio de 2008

el poeta que siente en barrio bajo



(le estoy buscando título,

acepto... nelh, exijo sugerencias)

Me despierto ahuevonado
-con pereza, pa' quien no entienda -
y me doy cuenta que mi pasado
esta tirado en el piso
junto a la basura que vive conmigo
desde hace mas de un mes.

La poesía -visitante extraña-
flota en mi taza de café
y me hace gestos que le devuelvo
antes de encontrar el frasco de azúcar.

Me despierto y me topo con el día
que desde hace horas
comenzó a fastidiar relojes
y sonrisas y las ganas
de seguir tirado en la cama
e imaginarme
en una escena digna de magnate
petrolero del medio oriente.

La poesía se mezcla en mi taza
y los cuentos de Sherezada
se cuentan en los restos
de cerveza que levanto
en las botellas del suelo.

Me molesta el día
y estas ganas de liberarme
de mi cama
de mi nombre
de mi pasado
de los nombres
que me cuesta pronunciar
y los que dije junto a un
"te amo"

... (fragmento)

2 comentarios:

Rosminda Perlasca dijo...

Molestia...jjajaja, no es sarcasmo eh...de verdad lo pensé....

ilich dijo...

Molestia, sip, me late... ando comoseco de las neuronas... aunque esas piensan, ¿?con que se ecribe¿?... pura tripa, pos la tengo reseca por mi dieta de conejo, 1 1/2 kg en dos semanas ... en fin... sabes mija, necesito... nombre va de nuevo... NECESITO un taller... estoy atascado diciendo las mismas pendejadas creo yo, hablando de espejos, Dios, café, me repito y estoy por aburrirme...

UN saludote.