jueves, 31 de julio de 2008

y yo tan tranquilo, haciendome una...

la cuenta de los días

Se derraman los días
entre las manos de Dios
sin calendario ni mi foto
en su billetera

crece el sol y el espacio
y yo me siento cada vez
mas pequeño y perdido
fuera de mi trinchera

que tomé prestada
y llené de sabanas
y almohadas de plumas
para mis manos

y me recojo en mi mismo
nasco después
de mi propia muerte,
generalmente a eso de las 6

... (fragmento)

3 comentarios:

Morris dijo...

señor ilich, muchas gracias por sus comentarios! que bonito es saberse leido!

Cristy Fuantos dijo...

hola... pase por aca por recomendacion del Sr Gerardo Ortega, y de entrada este poema me gusto mucho... realmente me gusta leer blogs algunos porque me dan mucha risa y son muy simpaticos pero me da como un alivio cuando leo la poesia... es raro encontrar buenas prosas... felicidades por el texo y tiene un excelente final!

ilich dijo...

Cristy, pues mil gracias por pasar y más aun por dejar un comentario, es lindo tener ojos empaticos, espero no hacer quedar mal al Licenciado.. porque de repente tengo unos arranques experimentales algo complicados, ya me irás conociendo.

Un placer, espero leernos pronto.