lunes, 22 de septiembre de 2008

Tít .

Me levanto con la determinación de hurgar en todos los basureros de mi casa, comenzando por el que se esconde junto al inodoro, por el sincero deseo de encontrar alguna idea olvidada.

No soporto la imagen de una hoja de papel contagiada de algún pensamiento brillante o interesante, o por lo menos medianametne entretenido, conviviendo con cascaras de fruta y envolturas de chocolates o condones; más ahora que solo puedo pensar en pendejadas, ahora que abandono las ideas y cualquier actividad creativa por mas ineptitud que desgano.

No hay nada en casa, apenas unas cuantas colillas de cigarros a medio fumar y el teléfono que la morena de ojos verdes me escribió en una servilleta y que había dejado en el olvido por temor a no saber escoger un motel de su agrado, o no poder pagar la habitación con jacuzzi.

Es mejor salir de algún lugar para meterse en cualquier otra parte y comenzar a caminar; es bueno salir y dejar de pensar en tonterías, aunque se corra el riesgo de terminar haciendolas; todas las ideas absurdas tienen un terreno más fértil lejos de la entrada de la propia casa.

Pienso que mi relación vertical con el horizonte es proporcional a la dignidad con que los demás me miran; que no me importa que me nadie mire siempre que puedan recordar la imagen que trato de hacer creíble hasta para mis propios anteojos.
Los helados de yogurth me gustan si se cubren con chocolate, el chocolate es un buen sustituto para el amor, y el sexo un buen sustituto para el chocolate.
Es mejor salir con los bolsillos vacíos cuando se busca algo, un algo sin forma ni nombre claro, un algo que podría ser cualquier cosa; así siempre regresaremos con más ganancias que sudor sobre el cuerpo.
Cuando no se sabe hacia donde caminar, se puede pretender decifrar los signos y señales que el destino nos pone frente al rostro para encontrarlo, o simplemente seguir cualquier buen par de nalgas enfundadas en unos ceñidos pantalones blancos o una par de piernas bajo alguna generosa falda corta (las faldas y los egos se parecen).

Mis pensamientos suelen desviarse hacia el sexo o los chocolates, aun no sé cual de los dos me causa mayor culpa.

Aun no encuentro nada, ni mujer ni mendigo para seguir desde una distancia prudente, por pura diversión y en búsqueda del mas sano esparcimiento.
Es mejor contar los pasos, pocos minutos después podría sorprenderme tarareando alguna canción, solo por ocupar mi mente con algún recuerdo, ni mi mente, ni mis manos, ni mis ojos pueden mantenerse quietos; ojalá pudiera pasar igual con mi cadera, pero me distraigo en las luces, en los hoyitos de las paredes, en el foco fundido del aparador, en el tirante del sostén que sobresale de la blusa, en la basura sobre el suelo, las hojas de los arboles, la amenaza de la lluvia; todo esto es un mensaje de Dios diciendo que comenzamos a parecerle terriblemente aburridos.

Después de ver el reflejo en la vitrina de una zapatería, en que desfilan , gente, rostros, perros, basura, polvo, claxon; decido regresara casa, creo que voy a dormir un par de días, hasta que Dios me encuentre en este cesto de basura que se esconde en el tercer escalón de su ducha de estrellas, y recuerde que había escrito en mi, una idea o una historia genial, en que hasta el título se ha quedado incompleto.



Eu me levantar da cama com uma vontade de mergulhar em todas as lixeiras lixo da minha casa, a começar por que esconde próximo à casa de banho, pelo sincero desejo de encontrar alguma idéia esquecida.

Não posso suportar a imagem de uma folha de papel infecção de algum pensamento brilhante ou interessante, ou pelo menos divertido medianametne, vivendo com cascatas de chocolate e frutas ou invólucros preservativos; mais agora que eu só posso pensar em besteiras, agora que abandonar as ideias e qualquer actividade criativa para a inépcia que mais reticências.

Não há nada em casa, a apenas alguns traseiros à fumaça de cigarros e meia ao telefone que a morena com olhos verdes escrevou para mim sobre um
lenço e tinha deixado de lado por medo de não saber como escolher um motel ao seu gosto, ou não capaz de pagar por um quarto com uma jacuzzi.

É melhor ir embora, é semper bom para sair de algum lugar para ir em nenhum outro lugar para começar a andar, é bom para sair e parar de pensar em besteiras, embora o risco de fazê-los todas, as más idéiastan melhor mao longe da entrada da casa.

Acho que meu relacionamento vertical com o horizonte é proporcional à dignidade com que outras pessoas olham para mim, não me importo ninguém me vê, quanto tempo você pode se lembrar das imagens que eu tento fazer o meu próprio credível para cima para óculos.
O sorvete yogurth eu gosto mais se estão cobertos de chocolate, chocolate é um bom substituto para o amor, o sexo e um bom substituto para o chocolate.
É melhor deixar com os bolsos vazios na pesquisa de alguma coisa, qualquer coisa sem uma clara forma ou nome, uma coisa que poderia ser qualquer coisa, asim sempre voltar com mais lucros que suor do corpo.
Quando você não sabe por onde andar, você pode fingir decifrar sinais e sinais de que o destino nos coloca frente a frente a encontrá-lo, ou simplesmente para acompanhar qualquer par de bom nádegas em alguns ceñidos calças brancas ou de um par de pernas em alguns generoso saia Curtas (saias e egos vai aparecer).

Meus pensamentos estão muitas vezes desviados para o sexo ou chocolates, ainda não sei qual das duas maiores causas-me culpada.

Mesmo eu não encontrar nada, nem mulheres, nem mendigo para seguir a partir de uma distância segura, para se divertir e em busca de mais saudável recreação.
É melhor contar as etapas, a poucos minutos depois poderia me surpreender cantarolando uma canção, só para ocupar minha mente com algumas memórias, ou a minha mente ou as minhas mãos, meus olhos não podem calar-se; esperemos que poderia acontecer o mesmo com meu quadril; mas eu estava distraído sobre as luzes no pequenos buracos o muro, no bolbo fundido da estante, no sutiã que precintas protrudes da blusa, para o lixo no chão, folhas de árvores, a ameaça de chuva, tudo isso É uma mensagem de Deus nos dizendo que nós começamos a sentir-se terrivelmente aborrecido.

Depois de ver os desfiles na reflexão da a exibição de uma sapataria caso, as pessoas, rostos, cão, lixo, poeira, buzina, decidiu voltar para casa, acho que vou dormir um par de dias, até que Deus me encontrei isto na cesta de resíduos que se esconde no terceiro escalão do seu chuveiro de estrelas, e lembro que eu tinha escrito, uma ideia ou uma grande história, em que até o título caiu pela metade.

5 comentarios:

Rosminda Perlasca dijo...

Inche bló...cómprate otro, este no me deja poner comentarios. Mamáaa el mechón, prendeme el mechón jajaja...ay díos, en fin...estabamos en los bombazos y en que te sientes estreñido o sepa que eda?...se siente feo eso de la incompletitú....ya sepa que digo, en fin, tú sabes....jajaa

dijo...

Hola Ilich
tengo mais gusto no texto en español.
=)
besitos

ilich dijo...

Mija:
"incompletitud", eso debe ser exactamente, pero sobre todo, incompleto de mi mismo, osea, me falta ese yo que hace cosas que me gustan o el otro, que le gusta lo que hago.

Vale:
Gostosos bjs, kaka.
Hey, intento escribir en portugués desde que eres mi visitante y lectora, te gusta la idea de que siga en los 2 idiomas, asi aprendemos ambos.

comparteme más de Pessoa.
+ bjs para vç.

Do the Doo dah dijo...

Sie, tengo muchas ganas de ir a una libreria de viejo, y no se me ha hecho... igual es cosa de que me proponga. Pues... C. C. Sánchez dudo sea una moda, es como cualquier betselleriano que se hace de sus ventas por su mismo status... yo recuerdo haberlo leido! jaja estaba en segundo de secundaria y después de hacerlo me di cuenta de que no quería saber más de él.

Eso de hurgar buscando papel me ha pasado, y también esa necesidad por leer TODO lo que esté al alcance, algunos no entienden, jaja.

Saludos!!

ilich dijo...

Pues CSS, era moda cuando salió Juventud en extasís, por lo menos, en la secundaria creo, aunque moda, moda pues no.
Lo que si es que gente que nunca lía lo hizo por el tipo.

Si, despues de leerlo leí "La historia de Sheccid" y me enamoro el personaje, caray tenía 14 años, despues leí un 2do.. me fastidió (aunque si lo termine, quería ver si algo tenía) pero despúes decidi evitarlo, y decidir que su estilo es el que no queiro leer, lo mismo me pasó con Cohelo, digo, son como iguales, leí el alquimista y pasaba, despues la 5a Montaña lo odié por esa constumbre auto-citarse, le di su otra oportunidad con 11 minutos, y fue lo mismo, asi que el y Css son ya la misma cosa apra mí.

Hay mejores libro que eso (de hecho la mayoría, jaja) y completamente olvidados. amaba urgar en el librero de la agencia de publicidad en que trabajaba, cogía un libro casi al azar y me encontre con muchas joyas con olor a polilla y todo, jaja, ya le paro, ke estoy casi escribeindo otra entrada aqui.

Gracias por la visita.