jueves, 8 de enero de 2009

veo el televisor, el diario : Gaza y soy un No creyente



No creyente


El televisor me dicta la mañana,
me obliga a despertar entre las bombas
de Bagdad /
de Gaza /
de Morelia,

el estúpido hombre
matando las diferencias
-igualmente estúpidas-

desde siempre el árabe
el cristiano
el judío
el negro
el blanco
el amarillo
el latino
en un circulo de guerras
peleando la guerra santa
por la tierra santa
cubierta por la santa sangre
de los santos mártires,
me niego a creer que para conocer a Dios
solo necesite matar a quien lo ve con otro nombre;

me niego a creer en el circulo de siempre
el blanco muerto por el árabe muerto por el judío muerto por el blanco,
me niego a creer que este
es el santo orden de las cosas,
despertar entre la Guerra del desierto
y la cobertura en cadena nacional
del Teletón

me resisto a creer
que Dios manda matar
a sus ángeles enfundados en tanques
con el sundtrack de los stones
lanzando bombas
con nombre de niños

No creo en mis manos
cuando se sujetan ellas mismas,
cuando mi mirada cambia de canal
porque es mas sencillo
esperar a que la bomba estalle en mis tobillos
que levantar la mirada
las manos
o el cuerpo de un desconocido.


7 comentarios:

Pandora! dijo...

Quiero llorar, de repente es mucho, son tantas cosas, es tanta maldad, tanta apatía.

ilich dijo...

Pandorita
Me conmueve, me irrita, me encabronan este tipo de situaciones, ya sabes, la impotencia en forma de textos, mi unico alcance es un par de líneas, si el efecto mariposa existe esto no es una pérdida de tiempo.

Sabes, charlaba con compañeros del trabajo sobre esto y recordé uan canción de roger waters, llamada "The perfect sense", el texto tienje groseras referencias a esa canción, el caso es que em resisto a pensar que es un círculo inevitable, que debemos acostumbrarnos.

dime, crees que la sonrisa y la felicidad pueda ser contagiosa, que tu sonrisa -por cualquier motivo- pueda resonar hasta donde no se han escuchado carcajadas desde hace tiempo?

Espero que si, creo que hay sonrisas con ese poder impresionante, vale la pena provar si la tuya es asi.

Sonrisa y manos que llaman a la cruz roja, si, tu post me inspiró.

una abrazo y un beso pandorita.

Do the Doo dah dijo...

El post me recordò demasiado a Vicarious, de Tool. Especialmente la imagen, jojo, buenazo.

Yo también quiero darles dulces a los niños. Muchos muchos. Y que les salgan caries y vayan a consultas con mi papá para que me dé más dinero y compre más dulces y así y así y así jijiji.

sEñOr¡tA rAmOnErA dijo...

Encender el televisor antes te daba náuseas o coraje por tanto amarillismo, hoy son realidades que no deben evitarse y que ocultan por unos billetes, la mierda de injusticias y no sé que tanta demanda traigan en manos me provoca una revolución interna... Es acabar unos con otros, y unos con unos al fin.
Qué horror!
Qué horror desayunar con esa imagen en el televisor y sentirte miserable...

Micha dijo...

Me angustia muchisimo la guerra y todos los acontecimientos violentos que se han desatado en ultimas fechas, es increible que nos estemos destruyendo unos a otros.

De verdad Dios existe?

ilich dijo...

Señorita Ramone
Duele, duele, duele mucho.
No pretendo ser amarillista, pero de repente creo que si tengo la posibilidad de hacer textos, puedo darme la oportunidad de hacer algo con ellos;
dice pato:
"no escribo por que sea yo un para rayos celeste
ni pinche de Dios;
escribo
porque hay tanta cosa que decir y nadie dice"

Un saludote grande
Jah blesses

Micha
Es increible que a tan poca gente le importe, eso me angustia, decía Gandhi:
"lo más terrible de la gente mala, es el silencio de la gente buena"

No sé, cuando veo la t.v. y pienso en el Dios al que le resa mi abuelita, el que se complace con rosarios y misas dominicales; me convence más uno al que le importen los pueblos que no dan diezmo.
pero justo ahora, no sé en donde está Dios

Un saludote

ilich dijo...

Do
No sé, pienso de repente, que si esos cabrones hubieran tenido ás dulces cuando eran niños, no andarían ahciedno chingaderas ya de creciditos, dales dulces, y yo les contaré cuetnos con final feliz, ojalá ayude.