martes, 3 de marzo de 2009

lejanías I



Nuestros sueños duermen
lejos
el uno del otro.

Nos sabemos juntos
apenas
mi espalda es escenario de tus manos.

Nos resguardamos de las nubes
que vuelan
buscando la lejanía de mi ventana.

6 comentarios:

Rosada dijo...

Cuando te leo, siento que el querer exageradamente no es tan malo, y nada puede dañarte.

Hermoso.

Monica dijo...

Bello. Cabe cabe...

Abrazo y beso, en un rio limpio.

Itzaminsky dijo...

di que tienes ventanta, aunque este lejos

annie dijo...

Me acordé de una canción de yuri, lo siento, snif.


saludos =)

ilich dijo...

Rosada
Sabes, si vale la pena, desde que tome como propia la conciencia y mis propias decisiones, decidí vivir hasta el límite de mis fuerzas, amar hasta que duela, tratar hasta encontrar el sueño, y desterrar el hubiera.
Si, vale la pena amar hasta desbordarse, aunque parezca que quedamos vacíos, lo mejor de vivir es la posibilidad de sentirse teriblemente vivos.

acho isso.

un saludote

Monica
Ahora pienso en escribir con la furia de siempre, pero con la ecuanimidad que el licenciado me sugirió.
Agua limpia, me gusta sumergirme en agua limpia,

UN gran beso y abrazo

Itzaminsky
Hey gracias porel coment, sé que te he visto en algunos blogs que visitamos en común, aunque no me viene a la memoria haberte leído aqui (aunque mi memoria no es una buena referencia).
Me gustan las ventanas, amo poder ver sin ser visto, esto del vouyerismo debe ser, y ver el cielo, ver que hay más, mucho más que concreto sobre nuestras cabezas.
Pensaba en estar tirado en la cama, con una buena ventana a la mano.
si, diré que tengo ventana, aunque esté lejos.

Annie
Jajajajajajajajaja

detrás de mi v..... jajajja

snif

*se seca el llanto


y te manda un beso*

A dijo...

que sensualidad cuando dices mi espalda es escenario de tus manos. Y tambien que dolor.