lunes, 29 de junio de 2009

Jai guru deva om


"...tu cuerpo no siempre es mejor
que mi soledad..."


Quise escribir, celebrando claro, que me importó un carajo esa llamada, que el temblor solo duró un poco y el recuento de daños fue un gasto innecesario, quise decir de alguna manera que todo está tranquilo e iluminado, que sujeto mis manos, mis sueños, mis encabronadas ganas de pagarle la risa a dios.

Pero no me sale, las palabras son una fila de cacahuates sobre la hoja.



Jai guru deva om





4 comentarios:

Rosada dijo...

Ok, yo diría que eso es dependiendo del cuerpo del que se hable.


Saludos.

Pandora! dijo...

¿voces del pasado?

a mi me sigue preocupando el que solo una voz al otro lado del teléfono puede perturbar tanto.

Te entiendo. El viernes me pasó lo mismo y me mantuvo con insomnio toda la noche, mientras trataba sin exito de calmar los latidos de mi corazón.

NaNcY bOy dijo...

A veces ni siquiera dan ganas de querer..

ilich dijo...

Rosada, tienes toda la razón, pero siempre creo que el cuerpo del que no me cansaré nunca es el que no tengo, si, tiene nombre y apellidos, y un chingo de millas de distancia, creo que te queda mucho más cerca a ti, solo hay que pasar al sur primero por bolivia, no?

un gran saludo para ti

Pandorita, es que esta vez fue una variante inesperada corazón, ya te contaré por msn.
Yo me salí a correr para calmar la sensación que aun no defino del todo -ni del nada-

mejor te mando un besote, mi querida pandorita in fraganti.

NAncy, y a pesar de todo, es lo único que puede salvarnos de no morirnos sin haber vivido con toda la fuerza que eso merece.
hay que querer, hasta creer que el amor existe, y nos haga sentir vivos.

Creo que mis cicatrices son como los sellos del pasaporte, pero de ir y venir de la vida.

acho isso

un enorme saludo y mil gracias.