martes, 7 de julio de 2009

inten(sc)ión

Con la intensión de no tener ninguna intensión,
-en el párrafo anterior se pueden cambiar "s" por "c" a su gusto.-
solo es que mirarte sin nunca haberte conocido
me puso de mejor humor.


Saudade II

Los espejos no se rompen,
son agua detenida en el aire,
miradas de Dios en la mañana
para descubrir nuestro rostro
con los sueños frescos

El momento de luz
que se posa en tu pecho
me acaricia la mirada,
eres más que tu recuerdo
y el retrato en mi escritorio,
tienes nombre de mujer
contra mujer
para mejor vivir
y sonreir
desde este continente
a tu sonrisa que no se apaga
si la cubre mi mano.

Los espejos no se rompen,
cantan en diferentes voces,
en el viento en donde aves
y aveces
miro al cielo que extiende
en nubes los cabellos de Dios.

Los espejos no se rompen,
ríen en diferentes bocas,
en diferentes sexos
que son el mismo sueño,
mi mirada se rompe
y sonríe ajena
en tus palabras de esperanza,
que cuenta besos
y no tiene medida -ninguna-
para las caricias.

Algo que es increible, he conocido aquí, al menos desde lejos
personas -muchas- que no han perdido la capcidad
de entrgarse sin reservas, locamente, peligrosamente,
porque después de tantas heridas
aun sabemos que amar es lo mejor que podemos hacer.

un enorme abrazo

2 comentarios:

Pandora! dijo...

Se vale la felicidad sin motivo??? hoy de repente me sentí feliz a pesar de contratiempos. Besotes

ilich dijo...

se vale, y hoy necesito algo de eso.

puffff, hoy no estoy al cien.

te dejo un besoTe