miércoles, 8 de julio de 2009

Tenho




esta urgencia de nombre
para mis labios,
de botones que desaten el cielo,
de palabras que se aniden en mi almohada
y despierten al sol con sus ojos,
de un cuerpo que vista apenas
y se pose en todas las ventanas
de mi casa.

Urgencia de abrazar recuerdos
no olvidos,
de cantar sin cicatrices,
de decir te amo
con más esperanza que resignación,

urgencia de mirarme
acompañado en el espejo del baño,
en los callejones oscuros
y en los parques iluminados,

ganas de ponerle nombre
a las palabras,
montón arrinconado
de esperanzas,
y a está pasión
que encuentra más ojos
que besos.


4 comentarios:

Pandora! dijo...

Odio mi instinto autodestructivo o tal vez no me doy cuenta y sea de supervivencia.

Has estado en una situación que hasta se te antoja increible, y que hasta probablemente podrías estar contento pero te das cuenta que no es tu verdadera felicidad??

Hoy me siento así.

Ojala todo fuera tan facil como amar al que te ama.

La ingeniero dijo...

urge, urge un poco de amor. ando por aqui turistenado y dejeme decirle que me gusto su blog, espero andar por aqui leyendole.

saludos

La tipilla esa sangrona que me cae mal dijo...

Hoy leí algo que me recordó a ti, poeta; luego te lo escribo.

ilich dijo...

PAndorita, si, me he sentido asi.
Será que tenemos espectativas del tamño de lo que nos exijimos?
pensaba en estos días en que, con T, ella me amo -a su manera- lo más que pudo, pero no era suficiente o como yo necesitaba.
no sé, quizá solo sea un pensamiento alentador, y de supervivencia.

animo Pandorita, te mando un abrazote de alrga diración.

Ingeniero, si, urge de verdad.
Bienvenida, y que gusto que dejes un comentario, nos leeremos con frecuencia.
un enorme saludo.

Musa, pues, sabes?, creo que sería bueno que me la creyera, asi al menos tendría un poco de sentido por lo que -ahora- estoy pasando.
de que ale sentir asi, si uno es un peatón, aunque eso, tampoco salva.
nada, solo divago

um bejo