viernes, 27 de noviembre de 2009

Ese Viejo rojo

Me siento diferente
y no sé cuanto dure
y para ser sincero
no me importa.

me siento diferente,
mi mano me sostiene
en el recuerdo
de tus manos,
sostengo tu mirada
en cada ventana,
en cada estrella
en cada nube.

Todo tiene sentido
aunque no lo tenga,
cada vez que respiro,
siento que mi sonrisa vive
y mi corazón late
cada vez más fuerte.

Después de todo,
ese viejo chapulín,
parasito colorado,
seguía ahi

y no estaba muerto.


.

3 comentarios:

NaNcY bOy dijo...

me gusta como escribes, este lo senti un poco alejado, tal vez quisiste hacer algo poetico sin dejar que solo tuviera esa forma, pero hey! estas expresandote inteligentemente!

Hola me recuerdas? me ausente unos meses pero estoy de vuelta, leeme en el diario :) suerte

Georgells dijo...

Quizá es que ya eres diferente. O quizá sólo te hablas a ti mismo, para tratar de convencerte de que no volverás a caer...

Abrazo, Poeta!

G.

MEXICO TOP 20 dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.