miércoles, 11 de noviembre de 2009

me sentí harto

Voy a comenzar por irme a la chingada,
desaparecerme un rato,
podría enterrarme bajo un árbol,
o sobre una nube con los ojos cerrados,

meterme a un río o a un pinche lago,
abrazar a los peces y contarles
puras mentiras pero que sean a diario.

voy a comenzar por soltar mis manos
y dejar caer todo, comenzando por tu vista,
por tus ganas de espiarme/expiarme
de conocer lo que no importa,

porque es mío, como la mugre en mis tobillos
o la sangre en mis manos,
el poema árabe que me sangra en la espalda,

voy a comenzar por negarlo todo,
comenzando por mi mismo,
no estoy aqui, no siento, no soy poeta,
y no lamento no serlo,

no escribo ni madres,
ni te hago sentir orgasmos ni te acerco a mi muerte,
ni me levanto con plumas en lugar de manos.

Voy a comenzar por largarme a la chingada,
a donde no me busque nadie, ni se enteren
del lugar de reposo para mi pecho, tripas, corazón,
que llevo en mi mano, dentro de una caja de zapatos.


por cierto


    Hoy no quiero dormir solo,
porque amenaza el frío
y el mismo maldito vacío
de no encontrarme
aun que me abrase
con más fuerza
a mi propio
cuerpo.

4 comentarios:

Daniel E. dijo...

uuuu

que poema tan chingon ...

lastima que solo me recuerde cosas tristes, pero creeme que me gusto


un saludo, viejo

Amanda (former tipilla sangrona que te caía mal). dijo...

Voy a llorar.

annie kazteianOz dijo...

Felicidades ¡¡

otro ke me hace llorar.. pero bueno ya sabes ke hoy no es mi dia

Te quiero

ilich dijo...

Daniel, hay veces en que nos reconocemos más fácilmente en recuerdos dolorosos, quizá por eso vino ese recuerdo.
Cheveres por dejar mensaje, nos vemos mAn.

Mandy, puf, estas peligrosas catarsis.

Annie, tu día mejorará, en verdad lo deseo.

Te presto mi hombro para esas lagrimillas, nomaass no lo llenes tanto de mocos.

Hechale ganas, tQ