jueves, 26 de noviembre de 2009

Qué decir a la una de la mañana

de hecho es más de la una de la mañana, estoy sobrio, y no vi House en la tv.

Tengo ganas de querer a alguien, de desear estar con alguien por algo más que su sexo, quiero tener un buenos días al telefono, un abrazo de despedida por las noches, un regalo ridiculo cada mes, razones para querer portarme bien aunque no pueda.

Tengo ganas de escuchar un te amo, no de leerlo a lo lejos pegado en una pared, tengo ganas de que me digan te extraño, ¿cuando vienes a casa?, mi mamá hizo algo rico de cenar.

Quiero abrazar a alguien con al ropa puesta, y decirle al oído despasito, asi con suavidad, nos vemos mañana hermosa, gracias por estar.

Quiero tener razones para querer portarme bien, aunque no pueda, para decirle a los fantasmas que no vengan, para cerrarles la puerta, para dejar el frío del otro lado de la ventana, para mirar la luna y pensar en sus ojos, para hacer canciones que solo digan quiero estar contigo de mil y un maneras.

Otra vez tengo ganas de enamorarme, de querer, de senmtirme querido, de arriesgarme, de decir "Chingueasu" me voy a arriesgar, de tomar una mano mientras camino por la calle o le muestro una galería o un nuevo bar.

Tengo ganas de que todo parezca nuevo y a la vez un viejo conocido, tengo ganas de matar el miedo ajeno, de vivir a base de sonrisas, de soñar teniendo como principio su mirada, simplemente tengo ganas, muchas ganas de sentirme diferente y hacer las cosas al menos, un poco distinto, para saber que sale de eso, de decir quiero que veas como me late el corazón..



Napoles -un amigo- me dijo, será que ya llego quien calme y le quite lo (inserte adjetivo) a ilich?
No sé, no estoy convencido de que sea, o de que yo quiera dejar de serlo, pero si sé que
tengo tantas ganas de que suceda.
_____________________________________

7 comentarios:

Martín dijo...

Me gustaría librarme de todo sentimentalismo, ser crudo y frío y no ser visto como un ser insensible incapaz de enamorarse.
Siempre deseamos lo que no tenemos...
Saludos.

Angie M. dijo...

Mi abuela decía “cuando dejas de buscar encuentras”

Cómo saber si es o no la persona indicada, talvez sólo dejando que suceda no crees?, bien lo dice Sabina “cuantos besos me perdí por no saber decir te necesito” después podría quedarse en ti como en muchos la peor nostalgia que es añorar lo que nunca sucedió.

Enhorabuena por la nueva musa, cada quien escribe su propia historia te mereces la mejor.

Besos.

ilich dijo...

Saben, ambos 2, jeje, releí el texto hace minutos, hoy fui a un muse, y caminé de su mano, reí todo el día, me la pasé bien, increíble, y al final del día me siento tan diferente, este día de noche, me siento tan contento (quizás hasta feliz), si, me siento diferente, ojalá durara, ojala se repitiera, pero como no tengo ninguna certeza, me voy a alargar el día, voy a disfrutarlo, joder, hoy siento que me late el pecho.

Jorge Villalpando Castro dijo...

Qué envidia camarada, de la buena. Yo también quisiera sentirme así

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=OnfEZxXaqYo

ilich dijo...

Jorge, caray, me hacía falta, a ver cuanto dura, pero lo que sea, juro que le sacaré la mayor cantidad de sonrisas que pueda.

Ojalá te suceda pronto, a veces, es necesario.

Anonimo, está bueno el video, me gustó bastante.

Anónimo dijo...

;)