lunes, 7 de diciembre de 2009

Lunes

Cerveza en mano,
soledad en otra,
me doy cuenta que la poesía
se me escapa por la ventana
dejando tantas cosas por decir:

te extraño,
te necesito para no necesitarte,
quiero quererte
para querer algo
que quizá -no- me quiera.

Me gustaría -después de todo-
merecer/tener más que el beso
de una puta,
y follar en un abrazo
que me haga creer

que no soy el mismo
pobre diablo
que duerme
-siempre-
con la cola entre las patas.




No hay comentarios: