lunes, 25 de enero de 2010

Olvidar al viejo rojo



Que más da recordar al viejo rojo,
que es un pendejo y no se muere,
que sigue jodiendo en las mañanas
cantando y poniendole nombre al viento,

haciendo canciones que nadie recuerda,
escribiendo desde lejos esperando
una respuesta cercana, cálida o mojada,
que nunca llega , que nunca llega
que nunca llega,

voy a repetir tu olvido tres veces,
voy a sacarte de este cuarto sin cama
y un par de besos,
voy a sacarte de mis lunes, de mis martes,
de todos los días en que borracho o no,
tenga tantas ganas de escucharte

Voy a mandar a la chingada al viejo rojo
que aun late, que sigue conmigo,
voy a sacarte de este viejo rojo
que aun puede doler, aunque no quiera.


No hay comentarios: