domingo, 7 de febrero de 2010

quiero soñarte esta noche,

quiero soñarte esta noche,
calmar el miedo en mi vientre,
todas las dudas que me marca
la moral que esta de moda,
en turno o más cercana,

quiero dejar de pensarte
con calendario y apellidos,
quiero dejar de creer que somos
otra cosa más que el ahora
que siempre terminará mañana,

quier soñarte o dormirte a mi lado,
saber tu nombre
saber tu nombre
saver tu nombre
saber contigo,
-pero si debo decir la verdad-
quiero saver de ti.



5 comentarios:

Georgells dijo...

Espectacular giro al final del poema.

Y espero que logre "saber", tal y como manifiesta...

Un abrazo,

G.

rOo RAMONE dijo...

saberle, dedicarle los segundos....
tenerle al final de todos los principios.


=)
Yo no seré madre, ni albergo en mi vientre vida (qué más quisiera, pero en unos diez años más, si Dios me permite, me encantaría -después de que tenga con qué mantenerlo, y haya terminado al menos mi carrera de Médico general-)... espero a mi sobrino =D que es un milagro de vida. y lo amo como si fuese mío.
Después platicamos con más calmita =)
te mando un abrazote Iván.
Besos

saudade dijo...

Bonito...
:D

Anónimo dijo...

saber que ha dos pasos no estas lejos aunque queramos ...
compartir escuela con ex no es bueno, puedes tener clases compartidas ... u_u ...
Muy bueno Ilich, un enorme saludo !

ilich dijo...

Geogells, un abrazo mi estimado, yo tambien espero llegar a "saber" de esa manera.

Es cosa a veces de quitarse un par de prejuicios que nunca sé cuando me los visto.

Un placer siempre tu huella.

Roo , si ya platicaremos, pronto tendremos oportunidad, ... "tenerla al final de todos los principios" bello, como todo lo que de ti viene.
Un abrazote Roz, besos tambien para ti.

Saudade, larga la espera por ti.
Un abrazo.

Sergio, "saber que ha dos pasos no estas lejos aunque queramos .."
Me pasó de compartir escuela con una ex, fue complicado, quizás sin darme cuenta, o con alevosía y ventaja, cambié de turno y me cobijó un nuevo circulo de amistades, que ahora siento como mi familia.
Es complicado caray, más cuando uno se da cuenta de que a pesar de los esfuerzos por detener el tiempo alargando la espera, el mundo sigue girando para los otros, con todo lo que eso significa.

Un abrazo