sábado, 20 de marzo de 2010

Ordenando las prioridades


Me importa mi whisky en el desayuno,
aunque siga esperando por el desayuno,
prefiero dormir completamente dolorido/borracho
que acostarme sin ganas ni sueños.

me importan más mis manos sobre un cuerpo ajeno
aunque sea otro invento de mi propia soledad,
prefiero caminar sin sentido que cruzarme de brazos
y piernas, frente al insomnio.

No me importa la indiferencia de las calles
tanto como romper el silencio
insoportable de las paredes.

no me importan las palabras tanto como
conservarlas en piel y en carne viva,
no me importa olvidar las coplas tanto
como perder la sonrisa.

Me importa más mi vaso de whisky
que tus ganas de amarme
de esa infantil manera
en que me amas.

Me importa más dejar la botella vacía
que romper tu corazón de plastilina
que puede recuperarse en el nombre
de la buena voluntad de dios.

Me importa más -mucho más- seguir bebiendo
este día o cualquier otro
que tener tus besos de niña
idiota buscando un lado bueno
en este pobre diablo,
con cara de cabrón.

4 comentarios:

Soumaya Krabber dijo...

me gusta companero. Salud! por esta semana.

Lillie dijo...

Me he reido hasta el pancreas con este "pseudo" poema que no lo es.
jijijijij.

Saludos desde Rep. Dom.

Lillie dijo...

Me he reido hasta el pancreas con este "pseudo" poema que no lo es.
jijijijij.

Saludos desde Rep. Dom.

ilich dijo...

coral hermosa, salud, hoy tengo ganas de festejar la vida, porque no quiero que se nos vaya sin hacerle una buena fiesta.

Te abrazo

Lillie, un placer encontrarte, y que disfrutarás del texto, "pseudo poema" me gusta el término, aunque me casé con el de no-poema.

te mando un abrazo grande