martes, 6 de abril de 2010

quisiera valerme de la grámatica

suele pasar que los fantasmas no soportan la felicidad de sus presos, que se aparecen en el momento más adecuado para joder, en este caso solo puedo mandarle sabrosamente a la chingada, por cel, por msn, hasta en vivo, no me importas, ya viene a ser hora de ser estrepitosamente feliz


quisiera valerme del rencor,
sentir que me lleva la chingada
literalmente la chingada,
recordar y hacerme añicos
tirones de mi mismo,

quisiera ver tus palabras
y encontrar la furia entre líneas,
encontrar razones para maldecir
o ponerme una tremenda borrachera
con mariachi y un par de putas
que no me amen pero que lo digan,

quisiera sentir esa necesidad
de meterte en mi cama
y no sacarte ni para respirar,
sentir que sin ti no estoy completo,
ni valgo lo que no merezco
y no tengo,

quisiera sentir o hablar del odio,
de la indiferencia o del simple hastío,
desgarrarme las manos en palabras,
verbos y adjetivos que terminen con dolor
desde los pies a la garganta,

quisiera tener mi momento de soledad,
abrazar una almohada con mis vacíos,
quisiera incluso sentirme derrotado,
porque a veces creo, que mis palabras
viajan más veloces/libres rumbo al precipicio,

quisiera tener un montón de emosiones
encabronadas revoloteando en el cogote,
o entre los ojos, o la navaja con que escribo
la palabra soledad,

quisiera sentir el rencor,
revolcarme de felicidad al decirte
puta desgraciada,
pero hace tanto tiempo que
sentir y tu nombre
no se conjugan en la misma frase.

No hay comentarios: