miércoles, 26 de mayo de 2010

Ausencias

I

Después de encontrarme en ti,
de perder la mirada en tus ojos,
mis manos por tu cuerpo /
mis palabras por tu boca /
mis labios en tu cuello,

duele toparme de frente
a tu ausencia desnuda;
que no llena mis ojos
ni mis manos,
ni mi cama;
tu ausencia se vierte
do-lo-ro-sa-men-te
en mi deseo.


II

Tengo una soledad que no se muda
 ni se enmudece,
 tengo una soledad que no importa
ni pide prestado,
que no sabe ni sabe,
ni puede hacerse pendeja,
 tengo una soledad tan derrumbada
                                                  y sola.

1 comentario:

Anónimo dijo...

un par de ausencias mutuas.....para llevar una pa´mi y otra para mi amiga soledad...