lunes, 29 de noviembre de 2010

Mi Palestina

Mali, se llevó mi Palestina (hay quien le dice, "esa pashmina que usas"), le parecía bonita, le pedí que me la devolviera antes del 29 de Noviembre, porque quería usarla, me dijo Fashion ,pero para mi no es ujan moda, ni solo una prenda que hace que uno se vea "bien interesante" (sic), El 29 de Noviembre es el Día internacional de Solidaridad con el Pueblo Palestino, propuesto por la ONU.


El pueblo Palestino es victima de un genocidio, de segregación y despojo y aunque no estoy de acuerdo con ciertas prácticas de su religión, ni todos los Palestinos son Árabes extremistas, ni la religión debe ser un pretexto para obligar a un pueblo a (entre otras cosas) construir túneles subterraneos para traficar con las medicinas que el bloqueo económico no les permite recibir.


Duele ver el silencio general, indigna, lacera, no soy árabe, no soy palestino pero ¿acaso eso importa? ¿necesito comulgar con alguien al 100% para que me importe su dignidad y defender su vida?.



"Nosotros, el pueblo árabe palestino"

Anónimo*

29 de noviembre de 2002
Traducción del árabe: Javier Barreda
CSCAweb (www.nodo50.org/csca)

"Ahora, escuchad la voz de los siete millones de palestinos. Escuchad la voz de la Intifada: somos conscientes de que los gobiernos occidentales que apoyan al Estado sionista no nos darán nuestros derechos y nuestra decisión es vivir libres o morir intentándolo".

Hay siete millones de nosotros: un millón y un cuarto viven en Cisjordania, un millón vive en Gaza, un millón y medio viven en los territorios ocupados en 1948, y el resto vive a lo largo y ancho de la Tierra.

En Cisjordania y Gaza vivimos bajo la ocupación militar sionista; en los territorios del 48 vivimos como ciudadanos de segunda clase; en los países árabes, la mayoría vivimos en campamentos de refugiados... ¡Pero no siempre hemos vivido así!

Hubo un tiempo en el que teníamos casas, jardines, granjas y fábricas que habían sido antes de nuestros padres, y antes de los suyos, y antes de los suyos, y antes....

Nuestra tierra se extendía desde el río Jordán hasta el Mediterráneo y se llamaba Palestina; entre nosotros vivía un pequeño número de judíos y vivíamos en paz e igualdad...

A consecuencia de lo que sucedió en Europa (II GM), el movimiento sionista comenzó a ganar apoyos y empezó a pedir un Estado. Dijeron: "El Estado judío debe estar en Palestina", "una tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra".

De la noche a la mañana se nos privó de la condición humana. Nuestro país, que se encontraba bajo la ocupación británica, se convirtió repentinamente en un inmueble deshabitado y los británicos se otorgaron a si mismos el derecho a disponer de él.
Miles de judíos ocupantes vinieron a nuestras costas y expulsaron por la fuerza a nuestro pueblo indefenso a los estados vecinos.

En el año 1948 nuestras casas, nuestros jardines, nuestras granjas y nuestras fábricas se convirtieron en suyas. Lo llamaron Israel.

Durante más de 20 años nos amontonamos en campamentos de refugiados, esperando que el mundo, que había ayudado a los judíos, nos ayudara a nosotros. En lugar de ayuda recibimos despotismo.

En el año 1967, el ejército sionista invadió Cisjordania y Gaza, los últimos dos trozos de Palestina. Les impusieron una dictadura militar.

Durante 35 años intentamos por todos los medios convencer al mundo para que reconociera nuestra humanidad y nos concediera los derechos de los que disfrutan los humanos.
La respuesta fue el bombardeo de nuestros campamentos, la muerte de nuestras mujeres y niños, el asesinato de nuestros dirigentes, la extracción de nuestros árboles, la destrucción de nuestras casas.

Cuando intentamos defendernos, nos calificaron de "terroristas y criminales"...

Levantaron la veda a la caza de nuestro pueblo. Nos mataron en nuestras tiendas, nos torturaron en sus cárceles, nos tendieron trampas en nuestro exilio.

Durante 35 años buscamos la justicia. Recibimos agresiones.
Exigimos a los gobiernos del mundo nuestros derechos nacionales. Nos dieron un pedazo de papel en el que ponía: "resoluciones legales internacionales".Utilizamos la argumentación, la lógica y las armas para que los gobiernos de Occidente se dieran cuenta de que apoyar al Estado sionista significaba dictar la pena de muerte de nuestro pueblo.
Recibieron más apoyo.

Nuestros dirigentes dijeron al mundo que el pueblo palestino quería obtener sus derechos por medios pacíficos, pero que utilizaríamos otros si no había otro camino.

La voz de la Intifada

Ahora, escuchad la voz de los siete millones de palestinos. Escuchad la voz de la Intifada:

Somos conscientes de que los gobiernos occidentales que apoyan al Estado sionista no nos darán nuestros derechos y nuestra decisión es vivir libres o morir intentándolo.

Al Estado sionista, y a través de él, al mundo, le comunicamos lo siguiente:

Si nos ordenáis que nos dispersemos, nos reuniremos. Disparadnos si queréis.

Si nos encerráis en los campamentos, saldremos a campo abierto. Enterradnos vivos si queréis.

Si nos pedís que trabajemos en vuestras fábricas, nos quedaremos en nuestras casas.
Recluidnos en vuestras cárceles si queréis.

Si nos ordenáis que compremos vuestros productos, cultivaremos y fabricaremos los nuestros. Destruid nuestras granjas y nuestras casas si queréis.

Si nos pedís impuestos, no os daremos nada.

Si nos ordenáis que llevemos el carné de identidad, llevaremos la bandera palestina.

Privadnos del agua y la comida si queréis.

Cualquier ley que promulguéis, la violaremos; cualquier demanda que nos hagáis, la ignoraremos; cualquier acto que nos prohibáis, lo realizaremos.

Sacad vuestros bastones y partidnos los huesos si queréis.

Cada vez que caiga uno de nosotros, otros diez ocuparán su lugar

Llevaos diez a la cárcel, encontraréis cien esperando cuando volváis.

Romped veinte brazos, una tormenta de piedras restallará a vuestro alrededor

Cuando vuestras balas maten a nuestros hijos, adoptaremos a los que habéis dejado huérfanos.

Hacednos pasar hambre, comeremos raíces y moras.

Cegad nuestros pozos, beberemos el rocío.

Destruid nuestras casas, viviremos en cuevas.

No conseguiréis más que nuestro rencor, y nuestro rencor os pesará.

Lo único que tenemos que perder es la vida, y si no queda otro remedio la daremos contentos.


Este comunicado está firmado por todos los palestinos, en Palestina y en el exilio. Aquí, en nuestras Cisjordania y Gaza ocupadas, ha surgido la Intifada. No cesará. Conseguiremos nuestra libertad o nos convertiremos en las primeras víctimas de un genocidio racista en el siglo XXI.
Porque nada sino nuestros derechos nos satisfará, y nada excepto un genocidio nos detendrá.

Firmado,
El pueblo palestino
http://www.nodo50.org/csca/palestina/anonim_29-11-02.html


Simplemente, deploro el genosidio, la guerra, matar al otro, por lo que sea, no digo que haya un bueno y un malo, solo sé que hay un problema, y resta, solo la conciecia.

Mali no me regresó mi Palestina, no importa tanto, ya no al menos.

Aquí solo hay piedras

Aquí no hay juegos
ni familia
ni futuro
ni salida,
todo se lo llevaron las bombas,
los soldados, los tanques,
la maldita indiferencia;
aquí no hay derechos
ni humanos
ni leyes
ni dios
ni diablo,
aquí no hay letras
ni palabras que me sirvan
para detener el hambre
o la carrera desbocada
de la muerte a diario;
aquí no hay salud
y buenas noches,
no hay un lecho limpio
mucho menos
hay un techo alto;
aquí solo hay piedras
a montones,
para llenar la furia
que sienten mis manos.

3 comentarios:

Evil Charlie dijo...

No se requiere pertenecer 100 % a una causa o idea, solo hace falta creer en ella, se debe creer por lo que se lucha, aun hoy en dia veo gente que muere por causas que no cree jajaja, asi que concuerdo contigo.

Hoy vine a ver como andabas, se la que palestina no es una moda pero estoy seguro que me veria bastante sexy con una ñ__ñ

Broma, suerte

Evil Charlie dijo...

Por cierto el mensaje anterior aunque insignificante es el primero que firmo con mi cuenta de blogger desde hace no se cuanto tiempo, como han pasado los dias y las entradas verdad...

ilich dijo...

Hey, pues entonces un lujo que fuera el primero.

De como han cambiado las entradas, caray, a veces me siento ciclo (de lavado carajo) jajaja, pero hacía falta tu presencia en estos lares.

Un abrazo Evil, que chevere que estes regresando.

Entonces algunos de los anónimos que leí aquí podrían ser tuyos?