jueves, 18 de noviembre de 2010

Se nota que ya es como invierno

Hay ocasiones que solo basta imaginar, dejar viajar mi deseo, mi libido, imaginar que mi cama no me espera tan sola, hay veces que quisiera encontrar una mirada grande, casi reconocible montada en un cuerpo completamente desnudo bajo las sabanas.
Este texto no es tan mío, diré en honor a la justicia, que es de los dos.



Tengo un frío
que me cala más allá de los huesos
que me hace temblar muchos más que el cuerpo

ven y abrázame fuerte
en el abrazo de tus piernas
deletreame tu nombre
por la espalda
con tus dientes
clavame las uñas
siembrame tu deseo

para que crezcan lunas en mi cama,
atrapame en el espacio de tus senos
en el tacto de tu cadera hasta tus nalgas

sangra mis manos
en tus rodillas
desgarrame el pecho
más que la camisa
reconoceme en tu piel

que me recuerde tu cuello
tus codos tu sonrisa
que me repitas dentro de ti
con tus dedos

ven que tengo frío y quiero
que me hagas realidad
en las palabras
con que me empapa el sueño.




Hay oacsiones en que regalo letras a la menor (pero deliciosa) provocación, y no es tan malo

1 comentario:

Angie M. dijo...

Hola corazón, me encantó, me dejó sin aliento, muy buena entrada.

Como siempre excelentes letras.

Es una cita espero que lleguemos al mismo tiempo.

Te quiero, te mando un fuerte abrazo.