lunes, 31 de enero de 2011

escribir

sigo pensando mucho, quizá demasiado en cambiar un par de cosas en mi vida, al menos bajarle a ciertos excesos y comenzar a hacer más, mucho más que sobrevivir a mi mismo, ha sido divertido, pero este ritmo y estilo de vida no puede terminar tan bien o por lo menos no es algo que quiera para siempre, no a este ritmo al menos, no hablo de ser una persona distinta, soy como soy y eso me gusta, pero hay cosas que hacía para sobrellevar un par de perdidas que ahora ya no están ahí


Ya no tengo tu ausencia,
ni tu voz tras mis oídos
diciendo: salta,
no tengo tu mano tatuada,
ni el aroma de tu piel
en mis manos,
ya no vienes de madrugada
buscando un poco sexo
sin amor /
sin consecuencias /
sin protección /
sin ganas
de quedarte
a desayunar;
ya no tengo tu ausencia
ni a ti,
ya no hay camino
entre tus pezones,
no hay ríos en tus nalgas,
no hay rutas en tu espalda,
no está mis boca en tu cuello,
no me recuerdo a tu lado,
dormido /
sobreviviendo /
hoy no tengo tu ausencia,
y - seamos sinceros -
eso era lo único
que realmente tuve
de ti.

No hay comentarios: