miércoles, 16 de marzo de 2011

¿Por qué decir puta?

Si son las putas,
belleza generosa,
transparente,
sincera,

hijas de la chingada,
-todas-
sin miedos y llenas de temor,
-también todas-

con los brazos
y las piernas bien abiertas
con la memoria como el corazón
tan bien cerrado,
-como nadie más-

¿por qué hablar tan mal de ellas?
¿por qué decir puta
sin tener dulces los labios
y la boca llena de esperanza?


No hay comentarios: