domingo, 14 de agosto de 2011

Que se canse todo en mi cuerpo, menos yo

Que se canse todo en mi cuerpo,
menos la voluntad;
que me quede sin pasos,
sin piernas,
sin manos,
sin voz,
que me falte
el amor de la mujer amada
la luz al final del túnel,
la salida fácil,
el retorno eterno,
el apoyo de mis talones
de Aquiles, las alas
de Prometeo, la vulgaridad
deliciosa de Dionicio,
que me falte lo que soy
lo que pretendo,
lo que todos ven -que bueno-
de bueno en mis errores/excesos,
pero que no falte la voluntad
de gritar mi verdad
encuerado a media calle
en la oscuridad del burdel
en la intimidad de mi taza de café,
de decir este soy yo
y no me detengo
ni me arrepiento
ni me suelto en llanto
ni dejo nunca -ni dormido-
de soñar.



4 comentarios:

Mario Urióstegui Hernández dijo...

La voluntad es lo único nuestro.

Saludos!

ilich dijo...

Mario Que nunca nos falte la voluntad para dar el otro paso.

Un abrazo.

Cristy F dijo...

No te comprometas a ti mismo, es lo unico que tienes.

atte. Janis Joplin!

ilich dijo...

Cristy :)
Completamente cierto, un abrazo grande.