miércoles, 8 de febrero de 2012

Confesión Plenaria

Un par de fotos despertaron mi deseo, una amiga que quiero (y aún deseo) me envió alguna vez una foto preciosa de ella, de su cuerpo, de sus ganas de estar conmigo, dejaré que su imaginación crezca, la realidad no siempre es tan impresionante como lo que nos inventamos.
Y la foto de una nueva cómplice, bellísima, sensual, entera, dueña de si, sabedora de su sensualidad, dominadora de su sexualidad, imposible permanecer indiferente, y este es el resultado de recordarlas a ambas, de mirar sus fotos y dejar libre mi deseo.


Confesión Plenaria

Yo sólo busco tu cuerpo,
perderme en tu cuerpo,
encontrarme en tu cuerpo,
saber quien soy,
saber quien eres,

cerrar los ojos,
abrir tus piernas,
juntar las ganas,
separar la soledad.

Beber de tu sudor,
conquistar con mi lengua
tus senos,
adueñarme con ambas manos
de tu cintura,

hacer mi noche
en tus caderas,
hacerme eterno,
hacerte refugio
de palabras,
de mi tacto,
de mis más dulces
pesadillas,

convertirte en el territorio
de mis sueños más mojados,
convertirte en diosa o musa
y hacerte un altar
en donde antes hubo cama
suelo, almohada, ganas.

Yo sólo busco
meterme en tu cuerpo,
desbarrancarme en tu espalda
ahogarme en tus gemidos/suspiros/besos
provocar la locura de tus manos
la humedad de tu vagina
el temblor de tus piernas
el recuerdo que te despierta
a media noche
con el aliento agitado
pidiendo besos/sexo/amor.

Yo sólo busco tu cuerpo,
tatuarme en un rincón de tu piel
que pueda ver en sueños.
Yo quiero, que cierres los ojos
y humedezcas tu mano
con mi recuerdo.

Yo quiero
respetar tu pasado, tu futuro,
mirar tu alma sin clavarle espinas,
y dejar intacto,
a salvo de todo
de fantasmas
de promesas
de mi mismo,
      el lado iluminado de tu corazón.


No hay comentarios: