miércoles, 28 de marzo de 2012

instrucciones para sobrevivir a quien no quiere amarme -aunque pueda-

de tus ojos que iluminaban el rincón
donde escondo las ganas de amor,
el papel firmado de mi pinche final feliz,
las noches en que se buscan más estrellas
que orgasmos,

de tu sonrisa de media noche,
de completar la media vida que me falta,
de encontrar las ganas de besar
mientras acaricio tu rostro 
y no tus nalgas,

de tus manos de paloma,
de tus labios que no sacian la sed que tengo,
de tu cuerpo que sueño desnudo
de mis besos, de la palabra recién nacida,
de decir vida,

de tu abrazo de sol,
de tus palabras dulces, que adivino,
de tus ganas de ver luz en donde hay sombras,
de tus ganas de decir que valgo más que mi cerveza,
que no estoy jodido


de las ganas de hacerte la madre
de los hijos que no puedo tener,
de la historia que me invento, a tu lado, alado,
del ocio en mis canciones, del amor en la acuarela,
olvidarme, y olvidarme bien.


5 comentarios:

A dijo...

me recordó levemente a inventario de Sabina.. Por qué oiga?

será que el dolor es atemporal y universal.

ilich dijo...

el dolor es universal, si, y el dolor de un recuerdo, de no poder borrarlo aunque duela, aunque estemos a un grado del más jodido masoquismo; debe ser que lo hemos vivido tantos, tontos, dormir cada noche con el mismo cuerpo y entender que ya sólo se despertará con el propio; debe ser eso, supongo.

además caben muchas posibilidades de que halla escuchado la canción alguna vez, en este momento preciso no la recuerdo, la buscaré.

Un abrazo grande.

A dijo...

La pregunta era mas retórica que otra cosa.

Y la respuesta me ha encantao.

A dijo...

La pregunta era mas retórica que otra cosa.

Y la respuesta me ha encantao.

ilich dijo...

Gracias, siempre gracias por leer.