lunes, 6 de mayo de 2019

A veces mis manos



Me gustas/n estos días en que escribo
no sé cómo, no sé cuándo, pero de ti.

Me gustas/n estas letras que crecen /
en mis manos /
que piensan que son caricia /
a la menor provocación.


A veces creo que escribo como método para alcanzar la inmortalidad,
porque le temo a la muerta casi tanto como al olvido
porque no me resigno a ser menos que la luz
que me hace sentir amor/esperanza/guía
cuando miro el destello de una estrella muerta.

No hay comentarios: